viernes, marzo 24, 2006

otros mas...

cuál es el límite?

esta bién, pueden haber varias respuestas, miles de criterios y ya sé porque hay muy pocos comportamientos...
en el colegio recuerdo que siempre me decía, si yo diera clases en el cole, jamás sería como el hijo de puta profe fulano de tal, no haría examenes, sería todo color de rosa; cuando entré a la U, realmente la situación no cambió mucho, aunque es otra, porque uno está realmente en la carrera que le apasiona, aunque siempre le queda a uno esa espina de los profes que lo quieren joder a uno a mal salva, y no porque realmente sean buenos.
cuando terminé mi primera carrera y empecé la segunda, tuve la oportunidad de comenzar a dar clases en la U, primero con un curso el cuál aún después de tres años y medio lo tengo y es mi chineado, despúes vinieron mas cursos y ahora tengo fijos dos y depende el cuatrimestre me dan uno mas o dos.
por lo tanto seguí estudiando y dando clases, hasta el día de hoy que estoy terminando mi tercera carrera pero en otra u y con gente y profesores ajenos a la u donde trabajo.
el punto es el siguiente; cuando empecé a dar clases tuve una de los principales problemas y era el tener que ganarme el respeto de mis estudiantes, aunque nunca he tenido problemas con enfrentarme a un grupo a explicar cosas, el hecho de que la mayoría de mis estudiantes fueran de mi edad en ese momento (23 años) o peor aún mayores, me hacía la vida de profe un tanto complicada, aún así, logré sacar mi primer grupo avante. quizá alcahueteando un poco o jugando de simpático.
es en esos momentos donde me viene la pregunta de este comentario, que tanto debe de tener una relación profesor-alumnos?
como alumno siempre he pensado que el profesor es el profesor, esa relación no debe de pasar de ahi, aunque fuera de la U me gustaba irme a echar mis traguillos con los compas y si el o la profe se apuntaban mejor. YO como alumno simpre he sabido separar esa custión, profe en la u, fuera amigo o conocido.
como profe soy del criterio de que uno debe de ser buena gente, saber explicar, darse a respetar pero que no implique ser arrogante o care'picha, eso si, evaluando y calificando soy bastante estricto y duro, porque me gusta exigir igual como yo me dedico a ellos dos horas y media semanales.
ademas soy de los del criterio de que mis alumnos deben de ser los mejores y que conmigo aprenden.
pero igual vacilo con ellos y de vez en cuando me voy a tomar alguillo, pero hasta que punto eso es bueno?, que tanta confianza puede uno dar como profe?, que tanta confianza puede tener uno en los alumnos? yo procuro que sea hasta el punto de relación profe-alumno.
pero igual hay personas o grupos con los cuales se identifica uno mas y ya fuera de la U se mantiene un contacto o una amistad!
pero mientras se da clases me he dado cuenta de que definitivamente eso no se puede, es increíble lo montados que podemos ser nosotros como estudiantes, la falta de respeto que se puede tener y lo mal que se puede hacer sentir al profe (me incluyo) solamente porque uno dejó ir la confianza un poco mas del limite!
la ventaja de ser aún alumno y dar clases también es que llega uno a ver la vida desde los dos puntos de vista y me hacen mejorar en las dos cosas todos los días.
por eso es que hablaba al principio de que hay muy pocos comportamientos, llega uno a ser como el profe que nunca quiso. (espero que no)

pd: para todos mis alumnos que han sido, son y serán mis amigos

0 topadas:

Publicar un comentario

conexionescavernosas:

Crear un vínculo

<< Home